HISTORIETAS PRODIGIOSAS

LO MAS RECIENTE

ARCHIVO EXPIATORIO

 

El mes entrante cumpliré un año de haber sido intervenido quirúrgicamente en una operación en la que perdí una parte de mi ser: una vesícula biliar habitada por tres elegantes y bien pulidas piedras de río.
El dolor inmisericorde que significó aquella colecistectomía, aundado a la experiencia médica y humana mal vividas durante las tres semanas de crisis y hospitalización (de la recuperación no hablemos) marcarán mi alma por el resto de los días, pero marcarán -sobre todo- mi abultado vientre con una cicatriz escandalosamente lánguida y sensual.

Lo mínimo que podía hacer a manera de conjuro ritual -a un año de distancia- es pedir a Buba que pagara dolor con dolor a la vesícula en comento, recetando una huracarrana seguida de la de a caballo para rematar con una patada en los huevos quirúrgicamente aplicada.
Lucha-sobre-lodo-GOEB

AUTHOR: José Quintero

<p>Pintor de bisontes en la caverna de Platón.</p>

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.